1 ago. 2009

1, 2, 3... Acción!!


Cincuenta años de viles y cobardes asesinatos, demasiadas víctimas inocentes, ciudadanos españoles ejecutados simplemente por ser eso mismo “ciudadanos españoles”, ¿cuántos años más, cuántas víctimas más tendremos que sumar? Personalmente a estas alturas los discursos políticos me resultan cuanto menos irrisorios, por no decir indignantes, no más que pura retórica acompañada de una pose apesadumbrada, un mismo guión, una misma plantilla redactada para ser recitada desde un atril en señal de condolencia. Hace treinta años que los políticos de turno vienen proclamando que ETA está en las últimas, que van dando coletazos, debe ser que cada coletazo se lleva por delante a un inocente y destroza a una familia, cuánto van a dejar que se prolongue esta supuesta “agonía”. Por otra parte, desconozco cuántos cabecillas tiene esta organización de asesinos, pero deben ser muchos, de lo contrario no me explico cómo es posible que siempre que se consigue detener a alguno de estos asilvestrados resulte ser un “cabecilla” de la banda. Como ciudadana española y como persona me siento insultada por quienes me representan en el parlamento español, quienes menosprecian mi inteligencia vendiéndome el fin de ETA al mismo tiempo que permiten que ANV esté al mando del ayuntamiento en muchos municipios del País Vasco, alimentándose de dinero público, ya que por lo visto el dinero no tiene nacionalidad para estos individuos que tanto rechazan el país del que se nutren, que permiten que más de un etarra campe a sus anchas como ciudadano libre con varios muertos a sus espaldas, que no a su conciencia, porque estos individuos no tienen el don de la conciencia. Cuántos más tienen que caer para que levantemos el culo del sofá y sustituyamos nuestros momentáneos lamentos por una única voz que alzada exija la cadena perpetua para quienes no merecen ni un segundo más de libertad.