5 abr. 2009

La vida es sueño.

Me sentía intranquila, como si algo malo fuese a suceder de un momento a otro. Iba sentada delante, de copiloto como se suele decir, no sé a dónde nos dirigíamos. El tráfico en la autovía era fluído, íbamos a velocidad normal, pero aun así me sentía tensa. De momento ví que nos acercábamos a un atasco, los coches reducían delante de nosotros hasta pararse. Rápidamente le dije al conductor que decelerase, temía que nos estampáramos. Lo siguiente que noté fue un golpe tremendo que nos arrastró hasta empotrarnos contra el último coche del atasco, seguidamente el techo de nuestro vehículo comenzó a hundirse sobre nuestras cabezas. Sabía que iba a morir allí mismo, y me atemorizó el pensar en lo doloroso que podría ser mi final. Tuve que ir encogiéndome en el asiento intentando evitar sentir la presión del techo sobre mi cabeza, acabé estirada hacia adelante, apoyada en el salpicadero. Fue entonces cuando noté la presión, gritaba muerta de miedo, consciente de que iba a sufrir, consciente de que hasta allí había llegado. Pensé en lo que había sido mi vida mientras el dolor arrancaba unas cuantas lágrimas. Sonó un crujido y me desperté. Continué llorando un rato en la cama y pensé en lo horrible que tenían que ser los instantes antes de morir.

¿Quién no ha soñado alguna vez que se muere, o que se mueren aquellos a quienes quiere?, ¿quién no ha sentido dolor en un sueño?, ¿quién no lo ha vivido tan intensamente como vive las experiencias de la vigilia?, todos somos pequeños teóricos en lo tocante a este tema, todos soñamos pero, ¿por qué soñamos?, ¿qué son los sueños?

Hace tiempo leí un cuento oriental llamado “El sueño de la mariposa”. El protagonista, Chuang Tzu, soñó que era una mariposa. Al despertar se preguntó si era él quien había soñado ser una mariposa o si era una mariposa que estaba soñando ser Chuang Tzu.

¿Qué nos permite distinguir los sueños de la realidad?, ¿sueñan los animales?, ¿es cierto que los sueños tienen un significado oculto?, ¿tratamos de dar sentido a nuestra realidad a través de los sueños?, ¿nos ayudan los sueños a afrontar determinados problemas que nos superan?, intentaré responder a estas cuestiones basándome en los estudios que hasta ahora se han llevado a cabo y aportaré mi humilde opinión al respecto.

Éste es un tema amplio por lo que lo estructuraré en diferentes apartados que desglosaré en varias entradas. Comenzaré en esta entrada concretando las bases anatómicas y fisiológicas del sueño.

El sueño nocturno de unas 8 horas se organiza en 4-5 ciclos de unos 90 a 120 minutos cada uno, durante los cuales se pasa de vigilia a estadio o fase I, a somnolencia (fase II), a sueño lento (fases III y IV) y finalmente a sueño REM (fase V).
Reparto estándar del tiempo de sueño en una noche en un adulto sano: fase I, 5%; fase II, 45%; fases III y IV, 25% y fase REM, 25%.

Se dan dos tipos de sueño:

Sueño REM (rapid eye movements), o sueño paradójico: este tipo de sueño se caracteriza por la actividad EEG rápida. Además, la hipotonía muscular es total y aparecen movimientos oculares rápidos, frecuentes y en salvas. Hay erecciones de los órganos genitales y ocurre la actividad onírica. En el sueño REM, la respiración es más superficial e irregular, con frecuentes pausas de apnea; el ritmo cardíaco se suele acelerar y también es irregular. La regulación de este tipo de sueño es más compleja que la del sueño lento, pues en él se dan a un tiempo fenómenos fisiológicamente antagónicos. La zona crítica en la aparición del sueño REM es la sustancia reticular pontina. La activación del núcleo peri-locus coeruleus estimula al núcleo reticular magnocelular, potente inhibidor que por la vía reticuloespinal actúa sobre las neuronas motoras del asta anterior de la médula y es responsable, por hiperpolarización, de la hipotonía muscular. Esta hipotonía salvaguarda al individuo de escenificar sus sueños.

Sueño NREM (no REM), o sueño lento: se caracteriza por la sincronización y lentificación progresiva del EEG (fases I, II, III, IV). Los ritmos característicos de este tipo de sueño son las ondas lentas y delta que se generan en la corteza cerebral y los "husos de sueño" de origen talámico.En la génesis del sueño NREM intervienen los núcleos serotoninérgicos del rafe del tronco cerebral, así como el núcleo del fascículo solitario, el núcleo reticular talámico, el hipotálamo anterior y núcleos del área preóptica y prosencéfalo basal. La desactivación progresiva del sistema colinérgico reticular activador permite la aparición de los ritmos recurrentes tálamo-corticales que dan lugar a los "husos de sueño" y a la lentificación del EEG. El tálamo es la estructura fundamental que bloquea las aferencias externas hacia el cerebro, lo aísla del mundo exterior y le permite "cerrarse en sí mismo" para organizar la particular actividad que constituye el sueño. La respiración es pausada y regular, lo mismo que el ritmo cardíaco; los movimientos oculares son escasos, lentos y aislados; el tono muscular está disminuido con respecto a la vigilia, pero presente; la actividad mental es rara y con una lógica similar a la de la vigilia.

(Información extraída del libro "Compendio de Neurología").

Ahora que ya tenemos una idea de qué ocurre en nuestro cerebro cuando dormimos, en la siguiente entrada hablaré de qué nos induce este estado de sueño y por qué dormimos por la noche y no por el día.

2 comentarios:

  1. Hola, interesante...y un tema con muchas salidas... unos pensanran en viajes astrales... pero tan solo es una alucinación hipnogógica del sueño.(y este estado ha llevado a mucha gente a interpretar que está sufriendo una experiencia paranormal), otros diran sueños premonitorios(los sueños del faraon- la biblia)en fin para todos los gustos....Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola vangelisa, gracias de nuevo por participar en el blog. Como bien dices es un tema con muchas salidas, intentaré explotarlo al máximo porque me resulta muy interesante. Sobre el significado de algunos de los fenómenos que se pueden dar antes, durante y después del sueño, como las alucinaciones que refieres, también hablaré más adelante, ya que resulta un tema curioso y mucho más entretenido que la parte más formal de la que hablo en esta entrada.

    Besos

    ResponderEliminar