20 dic. 2008

Dios, ese gran desconocido

El P. Jorge Loring, es un jesuita afincado en Cádiz. Es autor del libro “Para Salvarte”, que por increíble que parezca, ha vendido 1.280.000 ejemplares sólo en España, otros tantos en Méjico, Ecuador, Perú y Chile, y se está traduciendo al ruso, japonés, chino y portugués. Este señor predica con gran vehemencia la obra, vida y milagros de su dios a la par que tacha de necios a los ateos, entre los que me incluyo. Por esas alusiones directas, he querido otorgarle un momento más de gloria en este blog, por eso y porque no tiene desperdicio verle en acción, es un prototipo de demagogia. Una cuestión que me despierta gran interés es la duda entre si toma algún tipo de sustancia antes de semejantes monólogos o si es por inspiración e iluminación divina el que se muestre tan exaltado. Juzgad vosotros mismos el siguiente documento gráfico que no tiene precio.



¿Cómo se os ha quedado el cuerpo tras ver al fan número uno de dios?, este señor seguramente tenga que ser atendido por alguna UVI móvil tras cada uno de estos espectáculos, o ser atendido por algún colega para exorcizarle.

Me gustaría ahora comentar algunas de las perlas propagandísticas que nos regala este ferviente devoto. El comienzo de su discurso es verdaderamente atrayente, va a utilizar la razón para conocer a dios. Supongo que ha quedado con una tal “razón” a tomar un café y ésta le va a presentar a dios, o bien está utilizando un juego de palabras. Voy a detenerme en este punto porque considero que es necesario concretar qué significa el término “razón”. Razón es una voz patrimonial del latín ratio, rationis, ‘cálculo, cuenta’, ‘racionamiento’. Capacidad de la mente humana para establecer relaciones entre ideas o conceptos y obtener conclusiones o formar juicios. Por otra parte “conocer” implica tener idea o captar por medio de las facultades intelectuales la naturaleza, cualidades y circunstancias de las personas o las cosas. Por lo tanto, conocer a dios a través de la razón es un poco complicado, necesitas de una materia prima que a través de la razón te lleve al conocimiento de algo. Conforme avanza el vídeo este señor nos deja claro cuál es esa materia prima de la que parte para conocer a dios, la observación de la naturaleza, por ejemplo. Vamos, que él observa el producto y directamente lo atribuye a través del razonamiento, o mejor dicho, de su razonamiento, al trabajo de dios, claro que también podríamos atribuirlo a Mickey Mouse, a un unicornio, un hada del bosque, etc., porque la evidencia de la existencia de tales personajes se fundamenta en lo mismo que la existencia de dios, en la imaginación de seres humanos. De hecho, nadie le puede contradecir, no se pueden aportar pruebas de que no sea dios el creador de todo lo creado porque cualquier ley física que queramos aportar para explicar un fenómeno este señor nos dice que esa ley está ahí, esperando ser descubierta, porque dios la ha creado…¿mande?. Pero entonces yo me pregunto, ¿quién ha creado a dios?, porque si lo que existe necesita para ser de un creador, ¿de dónde ha salido dios?

Continuando con el sermón nos dice: “Afirmar que los creyentes son imbéciles, ¿quién puede decir semejante disparate?”, pero entonces decir que “los ateos son unos necios” ¿qué es? Entre los creyentes hay “lumbreras de la humanidad”, pero entre los ateos sólo hay necios, Nietszche, Freud, Marx, entre otros, según este hombre eran necios.
También dice que “no te puede convencer lo que ignoras”, habrá sudado para decirlo. Menos mal que él suple esas carencias de la ignorancia con motivos y razón.

Podría añadir varios comentarios más sobre lo visto, pero no quiero perder más tiempo rebatiendo algo fundamentado en la retórica. El resto del partido que se le puede sacar prefiero dejárselo a los lectores.

5 comentarios:

  1. Hola Mala:
    Este señor no tiene desperdicio, entiende de todo, de arte,de astronomia, de leyes y un largo etc... Casi me dá algo al escucharle madre mia pero menuda retorica tiene,el discursito en sí no tiene ni pies ni cabeza, al verle a el se le pasa a una el impulso de creer en el catolicismo. Creo que gracias a estos personajes me mantengo en la otra orilla. Alabado sea Dios.
    Un saludo y hasta otra.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante tu artículo... y el blog también...

    Muchas gracias por seguir mi blog... Créeme si afirmo que haré lo propio con el tuyo... Me resulta bastante esclarecedor...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola bombón:

    Te deseo unas felices fiestas y prospero 2009. Pasate por mi blog y lee con atención que tienes una sorpresa.

    Muchos besoss

    ResponderEliminar
  4. Gracias a Dios, soy ateo...
    Hola, soy Alfredo. Llegué a tu blog a través de Kay. Me pareció muy interesante tu artículo. ¡Te empezaré a seguir! ^_^

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola Alfredo, me alegra mucho que te guste el blog. ¡¡Bienvenido!!

    ResponderEliminar