16 dic. 2008

Palabra de Dios


La Biblia es el libro de cabecera de los creyentes. Constituye para ellos un compendio de normas, leyes y enseñanzas de vida dictadas directamente por su Dios. Teniendo en cuenta que ese Dios es considerado como una entidad suprema, justa y bondadosa, su palabra debe ser igual de justa y bondadosa, lo contrario resultaría paradójico. Pero resulta que esas enseñanzas no son tan justas como dicen ser, al menos para con las mujeres. Si nos detenemos a leer algunos de los libros que conforman las Sagradas Escrituras, encontraremos muchos textos machistas y discriminatorios. Antes de citar algunos de ellos, veamos de dónde viene la Biblia.

Biblia: préstamo del griego que significa “libros”. Conjunto de los libros sagrados para el judaísmo y el cristianismo. Llamado también “Sagradas Escrituras” (Mateo 21:42; Hechos 8:32) que contienen la Palabra Viva de Dios y narran la “Historia de la Salvación”. Nos revela las verdades necesarias para conocerle, amarle y servirle.

El autor de la Biblia es Dios, quien revela sus verdades a los hombres por medio de autores humanos inspirados por el Espíritu Santo. La Biblia se divide en dos partes: Antiguo Testamento (antes de Cristo) y Nuevo Testamento (plenitud de la promesa en Cristo).

La historia sobre quiénes decidieron qué libros formarían parte de la Biblia comienza con Demetrio de Faleron. Este señor era el bibliotecario de Ptolomeo II (285-246 a.C.) y quería unas copias de la Ley Judía para la biblioteca de Alejandría. La traducción se llamó la Traducción de los Setenta (por el número de autores que trabajaron en la obra). Tradujeron todas las Sagradas Escrituras, actualmente conocidas como Antiguo Testamento. Introdujeron también Libros Sagrados que no estaban en los antiguos cánones pero que eran reconocidos como sagrados por los judíos. Se trata de siete libros llamados deuterocanónicos.

El canon de Alejandrino (Los Setenta o Septuagésima) incluidos los deuterocanónicos, es el utilizado por Cristo y los escritores del Nuevo Testamento. 300 de las 350 referencias al Antiguo Testamento que se hacen en el Nuevo Testamento son tomadas de la versión alejandrina. Es el canon reconocido por la Iglesia Católica.

La Iglesia fundada por Cristo precede al Nuevo Testamento. Es la Iglesia la autoridad que establece el canon de la Biblia y su correcta interpretación. Cuando en el N.T. habla de las “Escrituras” se refiere al A.T.

Los Concilios de la Iglesia Católica – el Concilio de Hipo (393 A.D.) y el Concilio de Cartago (397 y 419 A.D.) – confirmaron el Canon Alejandrino (con 46 libros para el A.T.) y fijaron el canon del Nuevo Testamento con 27 libros.

Para reconocer los libros del Nuevo Testamento los Padres utilizaron tres criterios:

1. que fuesen escritos por un Apóstol o su discípulo.
2. que se utilizaran en la liturgia de las iglesias Apostólicas.
3. que estuvieran en conformidad con la fe Católica recibida de los Apóstoles.

La Iglesia Católica definió en el Concilio de Trento (1563) el canon del Antiguo Testamento, con sus 46 libros y enseñó que los libros deuterocanónicos deben ser tratados “con igual devoción y reverencia”.
Esta enseñanza fue confirmada por el Concilio Vaticano I y por el Concilio Vaticano II. El Catecismo de la Iglesia Católica reafirma la lista completa de los Libros Sagrados, incluyendo los deuterocanónicos.

Una vez aclarado el origen de la Biblia, paso a citar algunos de esos textos marcadamente machistas.

"¿Qué haremos en cuanto a las mujeres para los que han quedado? Nosotros hemos jurado por Jehová que no les daremos nuestras hijas por mujeres.

Entonces la congregación envió allá a doce mil hombres de los más valientes, y les mandaron, diciendo: Id y herid a filo de espada a los moradores de Jabes-Galaad, con las mujeres y niños. Pero haréis de esta manera: mataréis a todo varón, y a toda mujer que haya conocido ayuntamiento de varón.

Y hallaron de los moradores de Jabes-Galaad cuatrocientas doncellas que no habían conocido ayuntamiento de varón, y las trajeron al campamento en Silo, que está en la tierra de Canaán
. (Jueces 21: 7, 10-12)

"Y si vieres entre los cautivos a alguna mujer hermosa, y la codiciares, y la tomares para ti por mujer, la meterás en tu casa; y ella rapará su cabeza, y cortará sus uñas, y se quitará el vestido de su cautiverio, y se quedará en tu casa; y llorará a su padre y a su madre un mes entero; y después podrás llegarte a ella, y tú serás su marido, y ella será tu mujer."

"Y si no te agradare, la dejarás en libertad; no la venderás por dinero, ni la tratarás como esclava, por cuanto la humillaste."
(Deuteronomio 21: 11-14)

"Por tanto, daré a otros sus mujeres, y sus campos a quienes los conquisten; porque desde el más pequeño hasta el más grande cada uno sigue la avaricia; desde el profeta hasta el sacerdote todos hacen engaño." (Jeremías 8:10)

"Así ha dicho Jehová: He aquí yo haré levantar el mal sobre ti de tu misma casa, y tomaré tus mujeres delante de tus ojos, y las daré a tu prójimo, el cual yacerá con tus mujeres a la vista del Sol." (2 Samuel 12:11)

"Cuando la mujer tuviere flujo de sangre, y su flujo fuere en su cuerpo, siete días estará apartada; y cualquiera que la tocaré será inmundo hasta la noche. Todo aquello sobre que ella se acostaré mientras estuviere separada será inmundo…" (Levítico 15:19 y 20)

"Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive: pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido." (Romanos 7:2)

"Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas..." (1 Pedro 3:1)

"Pero quiero que sepáis que Cristo es cabeza de todo varón, y el varón es cabeza de la mujer… Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, porque él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón. Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón." (1 Corintios 11: 3, 7, 8, & 9)

"La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción.

Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión.

Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia."
(1 Timoteo 2: 11-15)

"Cuando alguno tomare mujer, y después de haberse llegado a ella la aborreciere, (...) y dijese: A esta mujer tomé, y me llegue a ella, y no la halle virgen; entonces el padre de la joven y su madre tomaran y sacaran las señales de la virginidad de la doncella a los ancianos de la ciudad en la puerta; y dirá el padre de la joven a los ancianos: Yo di mi hija a este joven y él la aborrece; (...) pero ved aquí las señales de la virginidad de mi hija. Y extenderá las vestiduras delante de los ancianos de la ciudad. Entonces los ancianos tomaran al hombre y lo castigaran; y le multaran en 100 piezas de plata (...) Más si resultase verdad que no se halló virginidad en la joven, entonces la sacaran (...) y la apedrearan los hombres de la ciudad, y morirá..." (Deuteronomio 22: 13-21)

"A la mujer dijo (Dios): Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolores darás a luz a los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreorá de ti". (Génesis 3:17)

Para muestra un botón. Tras toda esta sarta de salvajadas me pregunto cómo hay mujeres que pueden sentirse católicas y amar a una institución cuyo manual de vida las trata peor que a los animales. Tampoco entiendo que adoren con rezos y plegarias a un dios que sólo las ha mentado para humillarlas, vejarlas y también incitar su asesinato. Si ese es el dios justo y benévolo cuya existencia se nos impone desde la cuna, como mujer y ser pensante prefiero negarle y dedicar mis plegarias a Darwin y Richard Dawkins.

2 comentarios:

  1. TE ROGAMOS, OYENOS!!!....AAAAAAMEEEEEN
    Desde que estudias psicologia hay que ver con que dilemas sales chiquilla. Estás hecha toda una erudita.
    Si estuvieras con mi abuela las 24 horas te moririas nada más que por la cantidad de misas que oye y ve en la tele, atontada me estoy quedando del todo, pero mi abuela las vive.... si consumiera estupefacientes se pegaria cada festival misero que flipas, AFTHER PAPAS necesitaria ella los domingos por la mañana.
    Las monjas, los curas, the Papa·s clubs & the Susan·s son todos unos porculeros.

    Un abrasote mi niña, cuidate muxo

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajaja, te llevo en el sentimiento. Muchas gracias por opinar guapísima. Por cierto me encanta tu blog.

    Un besote!!

    ResponderEliminar